El Bosque:

Lugar de eterna memoria

miércoles, 27 de febrero de 2013

"La noche del Rey": José I en El Bosque

Por mi Villa de El Bosque Hora 17:03 2 Comentarios


“La noche del rey”: José I en El Bosque(1).

©Jesús Román Román

Un hecho histórico muy relevante y poco conocido por los bosqueñ@s es la estancia del rey José I, hermano del emperador Napoleón Bonaparte, en El Bosque la noche del 27 al 28 de febrero de 1810.
José I, rey de España
Tras la derrota de las tropas españolas en la batalla de Ocaña (Toledo) el 19 de noviembre de 1809 el ejercito napoleónico decidió conquistar el sur de España y es en este contexto de la conquista de Andalucía, tan ansiada tras la derrota de las tropas napoleónicas en la batalla de Bailén, donde José I decide acompañar a la expedición e implicarse plenamente en la misma. Durante su viaje, y para no interrumpir las acciones gubernativas, el rey se hace acompañar por algunos ministros, consejeros de estado y funcionarios de alto rango(2). Tras el avance arrollador de las fuerzas napoleónicas, José I pone pié en Andalucía por La Carolina (Jaén) el 20 de enero de 1810. En poco más de un mes, y tras haber recorrido buena parte de Andalucía, José I recala en El Bosque.

El Bosque había sido ocupado por una fuerza de caballería francesa tras el levantamiento del 12 de febrero de 1810 y su posterior represión. El sometimiento de nuestro pueblo a las nuevas autoridades francesas acarreaba constantes enfrentamientos y gravámenes para las arcas bosqueñas y de las Cuatro Villas.
Fuerzas francesas a caballo.
La llegada del rey José I a El Bosque se fue preparando por parte de las autoridades invasoras con días de antelación. El 26 de febrero solicitaron las autoridades bosqueñas, por intermediación de las fuerzas francesas, a las autoridades de Benaocaz 30 fanegas de trigo y 40 arrobas de vino para las tropas imperiales que escoltaban al rey José I(3).

José I había llegado a Arcos, procedente de Jerez, el lunes 26 de febrero de 1810. La noche del 26 al 27 la pasó en Arcos. La mañana del martes 27, tras oír misa y cantarse un Te Deum en la iglesia mayor de Arcos, partió para El Bosque. Le esperaba 6 leguas de un pésimo camino. El trayecto fue interminable para el séquito real, llegando a El Bosque al anochecer. En El Bosque fue recibido de forma muy diferente a lo que había estado acostumbrado durante buena parte de su viaje por Andalucía. El recibimiento fue frío, las calles estaban sin adornar y desiertas ya que parte del pueblo se había refugiado en el monte Albarracín ante la llegada de las fuerzas imperiales por miedo a sufrir otro ataque como el sucedido el 13 de febrero donde fue saqueado e incendiado el pueblo. Esto fue tomado por los acompañantes del rey como una muestra de desafección al monarca. La comitiva pasó la noche en El Bosque. Durante su estancia en nuestro pueblo, José I firmó un Real Decreto que determinaba “la adjudicación de cierta divisa distintiva a los componentes de las milicias Cívicas”(4).
Decreto firmado por José I en El Bosque el 27 de febrero de 1810.
La mañana del 28 de febrero se puso en marcha dividiéndose en dos. Una parte, donde iba el monarca, tomó el camino hacia Zahara de la Sierra y la otra tomó el camino hacia Grazalema, en esta última iban el amigo y confidente de José I, Miot de Mèlito y el ministro de la Guerra, Gonzalo O´Farrill. La comitiva del monarca llegó a Zahara a las 9 de la mañana, allí se detuvo unas horas. El propio 28 entró en Ronda(5). Así describe Miot de Mèlito su llegada y partida de El Bosque: 

Al día siguiente, el 27 de febrero, fuimos de Arcos a El Bosque. El país es inculto, pero agradable. Una hermosa vegetación sustituida por falta de cultura. El pueblo de El Bosque está en una posición muy salvaje, al pie de altas montañas que teníamos que traspasar, pero un bonito arroyo y algunas praderas que él baña, embellecen el fondo del pequeño valle. 
El 28 de febrero, de El Bosque a Ronda. Al salir de El Bosque, entramos en las montañas. Los caminos se vuelven sumamente difíciles y en algunos lugares, peligrosos. Reunido con algunos compañeros de viaje, entre los cuales estaba el Sr. O'Farill, seguí la ruta más corta, mientras que al rey lo hacían desviarse dos leguas, para evitar los pasajes más arduos (…)(6).
Miot de Mèlito (Der.) y parte de su familia.
Por último, no quisiera terminar sin exponer aquí que la estancia del rey José Napoleón en El Bosque ha sido novelado por Jorge Alcalde en su libro titulado La Noche del Rey (Temas de Hoy, 2011). Si quieres conocer algo más de esta novela pincha aquí

Notas:
(1) Adaptado de ROMÁN ROMÁN, Jesús: “El pueblo que conquistó su libertad: El Bosque, 1810-1811” en VV.AA. Estudios sobre la Guerra de la Independencia española en la Sierra de Cádiz. Junta de Andalucía, Consejería de Gobernación y Justicia, Sevilla, 2012, págs. 247-267.
(2) DÍAZ TORREJÓN, Francisco Luis: José Napoleón I en el sur de España. Un viaje regio por Andalucía (Enero-Mayo 1810). Cordoba, Cajasur, 2008, pás.28-34.
(3) Hay dos documentos con fecha 26 de febrero de 1810, uno de ellos firmado por Juan de Olagaray desde El Bosque, que dicen: Inmediatamente que V. reciba esta mandará a este pueblo 30 fanegas de trigo para la manutención de las tropas imperiales que conducen al hermano del Rey. El otro dice: Este capitán me manda diga a V. que en todo el día de hoy pongan a su disposición en este pueblo 40 arrobas de vino para las tropas imperiales que conducen al sobrino del Rey. Parece que las autoridades francesas intentaban ocultar la llegada del rey José I, seguramente para impedir que pudieran molestar al monarca y a las fuerzas que traía consigo. El no haber atacado las guerrillas bosqueñas a las tropas imperiales que acompañaban a José I en su estancia en El Bosque fue utilizado posteriormente por las Cuatro Villas como argumento para desacreditar a El Bosque en sus reclamaciones para la concesión del Villazgo y término propio. DOMÍNGUEZ GIL, Antonio: El Bosque: entre la leyenda y la historia. Tomo I. El Bosque, Ed. Tréveris, 2007, pág. 97.
(4) DÍAZ TORREJÓN, Francisco Luis: José Napoleón I…, op cit, págs. 170-172.
(5) Gazeta de Madrid del día 11 de marzo de 1810 (Nº 70). La Gazeta relata con toda pompa la estancia en Arcos durante los días 26 y 27 así como la llegada y estancia en Zahara de la Sierra el día 29 donde José I fue aclamado por el pueblo, pero no recoge la estancia en El Bosque durante los días 27 y 28 que sí narra Gaspard Clermont-Tonnerre. Esto podría refutar lo que dice Clermont-Tonnerre que fue recibido con frialdad. CLERMONT-TONNERRE, Gaspard: L'expédition d'Espagne, 1808-1810. París, Perrin, 1983, pág. 338.
(6) MIOT DE MÈLITO, Comte: Mémoires du Comte Miot de Mélito. Volumen III. París, Michel Lèvy Fréres, 1858, págs. 114-115. Agradezco a Mercedes Gómez Angulo su ayuda a la hora de traducir este texto.

2 comentarios:

Muy interesante esta iniciativa. Puede ser muy útil para la divulgación de la historia que está en el origen de nuestro nacimiento como municipio y para el conocimiento de nuestra historia en general. Enhorabuena.

Me ha encantado el video,precioso.Gracias

Publicar un comentario